logo
Portada

LAS MUELAS DEL JUICIO: ¿QUÉ SON Y CUÁNDO EXTRAERLAS?

¿Deseas someterte a una cirugía de terceros molares? Conoce qué son las muelas del juicio y cuándo es necesario extraerlas.

Las muelas del juicio o los terceros molares son los últimos dientes en salir, pero no por ello, son menos importantes que el resto de nuestros dientes. Aunque en muchos casos, éstos erupcionen sin inconveniente alguno, es común ver que existen personas interesadas en extraer las muelas del juicio.

Esto, debido a que durante muchos años ha sido común escuchar una serie de mitos respecto a las muelas del juicio o terceros molares. Esto probablemente se debe a que una gran mayoría de personas no conocen cuál es su función.  

¿Deseas someterte a una cirugía de terceros molares? Conoce qué son las muelas del juicio y cuándo es necesario extraerlas.


¿QUÉ SON LAS MUELAS DEL JUICIO?

El origen del término “Muelas del juicio”, parte del hecho de que los terceros molares o cordales, aparecen durante el periodo de edad en el que una persona tiene mayor juicio, es decir, entre los 18 a 25 años de edad, en comparación al periodo en el que aparecen el resto de dientes.

 

Todos poseemos cuatro terceros molares, uno por cada cuadrante bucal y están situados en la última posición de la línea dental. La anatomía de las muelas del juicio puede variar entre una y cuatro raíces. En algunos casos, sólo llegan a erupcionar dos de los cuatro cordales, mientras que, en otras personas personas, éstos nunca llegan a erupcionar. 

¿PARA QUÉ SIRVEN LAS MUELAS DEL JUICIO?

Mientras que los incisivos laterales y el caninos cumplen la función de corte y desgarro del alimento, además de ser los responsables de la producción de muchos fonemas del habla, los premolares y dos o tres molares se encargan de triturar y preparar el alimento junto con la acción de la saliva para conformar el bolo alimenticio, fundamental para una adecuada digestión. Esto quiere decir, que los cordales son completamente funcionales.

¿CUÁNDO EXTRAER LAS MUELAS DEL JUICIO? 

Muchas personas no presentan molestias cuando los cordales erupcionan, de ser así, no es necesario extraerlos puesto que su crecimiento se ha dado de manera correcta. Caso contrario, cuando el paciente empieza a sentir una serie de molestias, puede tratarse de una infección a causa del mal crecimiento de las muelas del juicio. 


Exodoncia | Dentalink Software Dental

Una de las maneras de identificar si nuestros terceros molares están erupcionando de manera incorrecta, es evaluando si presentamos alguno de los siguientes síntomas: 

– Sangrado al cepillar 
– Inflamación
– Dolor agudo en la zona inflamada
– Dolor al masticar
– Ganglios inflamados

Si presenta esta sintomatología, lo más probable es que sus muelas de juicio estén retenidas o erupcionando en una posición incorrecta. Lo primero que deberá hacer es acudir a un especialista para una respectiva evaluación y receta de analgésicos, previos a la cirugía.

GIPHY | Muelas del Juicio

¿POR QUÉ EXTRAER LAS MUELAS DEL JUICIO? 

Unos cordales que no han crecido correctamente o que no poseen suficiente espacio para erupcionar, no sólo pueden provocar una infección, sino también una serie de problemas y/o enfermedades bucales como:

– Caries dental en los dientes adyacentes
– Aparición de quistes que pueden dañar las raíces de los dientes y destruir el hueso que los sujeta
– Apiñamiento de los dientes más cercanos 
– Bacterias a causa de una escasa higiene bucal en la zona 
– Aparición de tumores
– Enfermedad en las encías 
– Dolor y dificultad para abrir la boca

Otra de las razones por las cuales podrían ser extraídas es si se encuentra en el proceso de un tratamiento de Ortodoncia y su ortodoncista lo considera necesario, para el progreso del tratamiento.




Finalmente, en el caso de no extraerlas, siempre recomendamos acudir a un especialista para evaluar el estado de las mismas, puesto que con el paso de los años podrían presentarse algunas complicaciones.



TE PUEDE INTERESAR:

– GINGIVOPLASTIA: QUÉ ES, PROCEDIMIENTO Y RECUPERACIÓN 
– BRUXISMO: QUÉ ES, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO
– PERIODONTITIS: QUÉ ES, CAUSAS Y TRATAMIENTO

Compartir:
Comentarios: