logo

9 consejos para presumir de sonrisa este verano

Llega el verano y con él nuestros consejos para que puedas presumir tu sonrisa. Una pequeña guía para que disfrutes del solecito y del tiempo libre sabiendo que mantienes tu boca sana y bonita.

1.- Prepara tu kit dental de viaje:

Durante los meses de verano, pasamos un mayor número de horas fuera de casa, lo que dificulta nuestras tareas a la hora de mantener nuestras rutinas de cuidado bucal.

Lleva siempre en el bolso o mochila un kit de limpieza dental: cepillo, dentífrico, hilo dental y si es posible enjuague bucal. Existen cepillos dentales, pastas dentales de distintos tamaños muy útiles para ahorrar espacio y peso en tu bolsa.

Recuerda que es recomendable cambiar nuestro cepillo de dientes cada tres meses, puede que sea el momento idóneo para comprar uno nuevo.

 

2.- Mantente constante en tu higiene bucal:

Tu objetivo tiene que ser repetir tu cepillado y limpieza bucal 3 veces al día (como mínimo), aunque sabemos que no siempre va a ser posible. Ten en cuenta que cuando dormimos nuestra boca se encuentra en su momento más vulnerable, por lo que por la noche y a la hora de la siesta (muy popular en verano) es especialmente importante realizar uno de nuestros cepillados diarios.

 

3.- Consume alimentos que favorecen la salud dental:

Hay multitud de frutas, verduras, pescados y otros alimentos a nuestro alcance que nos ayudan de forma natural a complementar nuestra higiene dental. Siempre es buen momento para consumirlos, pero especialmente si eres consciente de que no podrás cepillarte después de una comida, puedes intentar introducir algunas de las siguientes opciones a tu menú:

  • Queso:

Rico en calcio, se mezcla con la placa bucal adhiriéndose a los dientes y protegiéndolos del ácido que causa caries. Además, ayuda a reconstruir el esmalte de los dientes.

  • Frutas y verduras frescas:

Uvas: realizan un efecto natural blanqueador sobre los dientes.

Arándanos frescos: interrumpen la unión de las bacterias orales antes de formar la placa.

Sandía y melón: frutas con alto contenido en agua que favorecen la salivación, evitando que las bacterias se adhieran a los dientes.

Manzanas, zanahorias, apio: ayudan a eliminar la placa y restos de alimentos de los dientes y refrescan el aliento.

  • Pescados, Mariscos, vegetales verdes y gelatinas:

Salmón, sardinas, pollo, espinacas, lechugas … entre muchos otros, son alimentos ricos en flúor capaces de inhibir el inicio o progresión de la caries dental.

  • Chicles sin azúcar

Siempre viene bien llevar un paquete de chicles a mano para después de las comidas tras las que no podremos lavarnos los dientes. Los chicles sin azúcar, mantienen el PH bucal hasta que puedas lavarte bien los dientes.

 

4.- Limita los alimentos con azúcares:

Es casi inevitable, en verano, necesitamos más que nunca saciar nuestra sed y combatir el calor, con refrescos, raspadillas, helados… pero, ¿Qué factores podemos tener en cuenta a la hora de consumir ciertos productos más agresivos para nuestra salud dental?

  • Horarios:

Intenta consumir estos alimentos en horas cercanas a tu siguiente cepillado.

  • Bebe con sorbete:

A través de esta técnica prevendrás el desgaste del esmalte dental y reducirás la sensibilidad de tu dentadura. Si ya sufres de dientes sensibles, coméntaselo a tu odontólogo durante tu revisión, puede ser señal de otras patologías.

  • Recuerda las alternativas sanas:

Opciones como la sandía son igualmente refrescantes y como ya comentábamos beneficiosas para tu boca.

 

5.- Bebe mucha agua

Durante el verano, nuestro cuerpo pierde más agua y sales minerales lo que se traduce en sequedad bucal. Esto genera un incremento de la densidad salivar, provocando la pérdida de parte de sus propiedades lubricantes. La falta de agua puede implicar un aumento de la placa bacteriana e incluso problemas de inflamación de encías, así como de formación de caries.

Recuerda beber también después de las comidas, especialmente si no vas a poder lavarte los dientes, esto te servirá como enjuague bucal.

 

6.- Programa tu revisión dental pre-vacacional:

No dejes que tus vacaciones se estropeen por un dolor de dientes, una infección, u otro inesperado problema bucal. Si no te has hecho una revisión recientemente, pide una cita con tu dentista y aprovecha para realizar tu limpieza bucal bianual y una revisión preventiva.

 

7.- Ten en cuenta que tipo de actividades planeas realizar durante tus vacaciones:

  • Actividades deportivas:

Si vas a practicar deportes tales como baloncesto, fútbol, skateboarding, ciclismo o patinaje con roller, te recomendamos que consideres el uso de un protector bucal para prevenir fracturas dentales y traumatismos dentales.

  • Buceo:

Si planeas a sumergirte bajo el mar ten en cuenta que existe una relación directa entre la presión del agua al descender y su efecto sobre nuestras mandíbulas y dientes. Te recomendamos que lleves a cabo una serie de medidas para la protección de tu boca y consultes con tu odontólogo la salud de tu boca antes de la actividad. Una persona con caries o enfermedades periodonciales tiene mayores posibilidades de sufrir dolor durante las inmersiones.

  • Piscinas:

Recuerda que la exposición durante muchas horas al agua tratada con cloro es perjudicial para tu dentadura. El cloro contiene productos químicos que producen manchas en los dientes. Este problema es muy común entre los nadadores profesionales ya que pasan regularmente más de seis horas a la semana en la piscina. Por esta razón, a todos los que nos gusta disfrutar lo más posible de la piscina durante el verano estamos expuestos a este mismo problema conocido como “sarro de nadador”.

 

8.- No te olvides de cuidar tus labios:

Igual que cuidas del resto de tu piel en verano, tus labios necesitan que los mimes en verano. La exposición excesiva al sol puede provocar daños en los labios parecidas a las quemaduras. Son muy molestas y tardan unos días en cicatrizar. Utiliza una crema de protección labial antes y durante las horas de exposición al sol.

 

9.- Disfruta de cada momento:

Relajarte y disfrutar del buen tiempo te ayudará a lucir tu mejor sonrisa. Ríe, canta, baila, viaja, ama, descansa y sueña.

 

¡Les deseamos un feliz verano!

 

Te puede interesar: 

Compartir:
Comentarios: